ACTIVIDADES

El horario de apertura de las salas termales del Balneario es de 7 a 1,30 de la mañana. Esto significa que queda libre el resto del día para poder realizar otras actividades. ¿Qué hacer?, ¿a dónde ir?, ¿qué visitar?

El equipo de trabajadores del Balneario que se encarga de las relaciones públicas y de la animación sociocultural, organiza, quincenalmente, un amplio programa de actividades que abarca desde excursiones hasta manualidades. Una gran variedad de posibilidades que convierten al Balneario de Ledesma en un referente a la hora de hablar de la organización del tiempo libre.

Alquiler de bicicletas

La posibilidad de alquilar la bici en el Balneario resulta de enorme comodidad. Consúltanos sobre este servicio.

Los precios son muy asequibles:

  • 1 hora: 1 euro
  • 3 horas: 2 euros
  • 6 horas: 4 euros

Baile

Las noches son mágicas en el Balneario de Ledesma. En verano la cita está en el Templete situado en la parte más alta de la Propiedad.

Balneario de Ledesma

Los sábados una orquesta anima la noche al aire libre y convierte el bar y la pista de baile que está situada en la parte baja del Templete en una discoteca a cielo abierto. Mayores y jóvenes comparten este espacio en el que las risas y las ganas de pasarlo bien son el denominador común. Durante los días de la semana también se celebran bailes en el salón situado al lado de la cafetería. Un día se reserva para la música disco; otro, para que un showman ponga la nota de animación a la que es fácil sumarse.

Campeonatos de cartas, futbolín y billar

Los campeonatos de cartas son otra actividad que goza de gran aceptación en las tardes del Balneario de Ledesma. Veteranos y principiantes se dan cita en la cafetería para enfrentar sus dotes de tahúres y llevarse los títulos que los acreditan como los mejores en el arte de las cartas. Los más jóvenes prefieren batirse en el billar o el futbolín. Por eso el departamento de Relaciones Públicas del Balneario ha organizado sendos campeonatos, convirtiendo lo que eran simples partidas en momentos de alta competición en los que no sólo es importante participar, sino también ganar.

Golf

Se ha convertido en el deporte de moda. Unos lo practican como deporte habitual, otros como un hobby al aire libre para relajarse. Sea como sea, el golf es un deporte que cada vez tiene más adeptos en España, prueba de ello es la gran cantidad de campos que se están construyendo. Cerca del Balneario de Ledesma también se puede jugar al golf; dos campos, uno a 5 y otro a 15 minutos respectivamente, ofrecen la posibilidad de pasar un día distinto combinando deporte y aire libre.

Manualidades

Por las tardes, en una estancia del Balneario habilitada a tal efecto, tienen lugar las clases de manualidades. Dada la gran demanda de este tipo de actividad y la variedad de labores a realizar, las clases deben impartirse tres veces por semana, con una duración de una hora cada día. Pintura, decoración de botones charros… Un lugar de encuentro y convivencia en el que, además de aprender diferentes habilidades, se disfruta de un periodo de tiempo de charla animada y risas espontáneas.

Paseo

Después de comer o al caer la tarde, el paseo es la actividad más habitual y en ellos, el encuentro que fomenta la amistad es muy frecuente.

Balneario de Ledesma

Tanto la carretera que conduce al Balneario, como el monte que lo rodea constituyen gratos espacios para realizar agradables paseos entre las encinas. La vista se ilumina con la contemplación de un paisaje que se corresponde con el de la típica dehesa salmantina. En la que nos ocupa, el ganado pasta libremente y los caballos se acercan para comer en las manos.

Para algunos caminantes, el paseo por la carretera tiene un fin muy concreto; apagar su sed en una fuente situada a poca distancia del Balneario. Con respecto a esta práctica hay que manifestar que dicha fuente es de propiedad particular (no pertenece al Balneario), y que aunque algunos usuarios de la misma le atribuyen propiedades curativas, sus dueños colocan anualmente un cartel informativo donde se comunica al viandante la falta de potabilidad de sus aguas y el posible peligro que su consumo entraña para la salud.

Sea como sea, un paseo por el entorno que rodea al Balneario de Ledesma es un complemento excelente para cualquier Cura Termal que se realice.

Lugares de interés

El entorno en el que se encuentra el Balneario de Ledesma ofrece la posibilidad de visitar lugares que poseen un amplio patrimonio histórico-artístico, o también la posibilidad de realizar otro tipo de viajes más lúdicos en los que las compras son el principal atractivo. La Alberca, Peña Francia, Salamanca, Miranda do Douro, Zamora o los Arribes del Duero son algunos de los lugares a los que se organizan excursiones semanalmente desde el Balneario de Ledesma.

Parque Natural Arribes del Duero

Forma parte de las provincias castellanas de Salamanca y Zamora y ha sido declarado Zona de Especial Protección para las aves por la Unión Europea (ZEPA) y Lugar de Interés Comunitario (LIC). Como hace frontera con el Parque Natural do Douro, en Portugal, los Arribes del Duero están considerados una de las mayores áreas protegidas de Europa. Es un lugar para perderse con una guía de fauna y flora en la mochila. La vegetación es variada debido a las diferentes temperaturas que existen en esta zona. Así podremos encontrarnos desde madroños hasta olivos y árboles cítricos. Si tenemos que hablar de la fauna la lista de especies que viven en los Arribes es muy extensa. Diferentes tipos de águilas, cigüeñas, vencejos, búhos, lagartos, lobos, gatos monteses, jabalíes, turones… Para visitar esta mágica zona natural, sólo se recomienda venir con tiempo. Es un lugar para disfrutar.

Ruta por el Camino viejo de Baños

Ruta de senderismo local de pequeño recorrido, debidamente señalizado, con marcas blancas y amarillas, cerca de Salamanca y Ledesma y que discurre por el margen derecha del Río Tormes entre la localidad de Juzbado y Baños de Ledesma. El inicio de la ruta se encuentra a las afueras de Juzbado, en donde se encuentra un señal de la ruta, al cual se accede tomando el camino que va al frontón de la localidad, camino que se abandona por otro que sale a la izquierda y llevará al comienzo de la ruta.

El trazado, el cual discurre por un paraje muy bien conservado de las orillas del río Tormes, catalogadas como Lugar de Interés Comunitario (LIC), era el antiguo camino que unía Juzbado con Los Baños de Ledesma y que ha sido recuperado para el senderismo. Se trata de caminos vecinales, entre dehesas -ecosistema típico en gran parte de la provincia-, bosque ribereño y cortados graníticos que se asoman al río intermitentemente, y campo a través, después de atravesar una pequeña portera, portera que si se encuentra cerrado hay que dejarlo como estaba.

Parte del recorrido de la ruta, en donde se puede disfrutar de la riqueza de los paisajes del Tormes, en donde expone su verdadera dimensión fluvial, con sus meandros, islas, canales... discurre a la vera de la calzada romana que unía Salamanca con Ledesma.

Pero no sólo se se disfruta de los paisajes, sino también de la avifauna, ya que hay una zona húmeda de gran interés ornitológico donde se puede avistar la garza real, el águila calzada, el martín pescador, distintos tipos de ánades... multitud de especies diferentes, dependiendo de la época del año.

La ruta Camino Viejo de Los Baños, de Juzbado a  Baños de Ledesma, de 3,383 km. de recorrido (ida), es de dificultad baja. El tiempo estimado en recorrerlo es de 1h15´, aunque depende del tiempo y cantidad de paradas para disfrutar del paisaje y de las aves. En periodos de lluvias frecuentes  algunos arroyos inundan pequeñas zonas del camino fácilmente, por lo que es recomendable utilizar calzado apropiado.

Ciudad Rodrigo

Desde lo alto de una colina, a orillas del río Agueda, Ciudad Rodrigo es como una máquina del tiempo. Nada más pisar sus calles la primera sensación es que el tiempo se ha detenido en la época medieval. Plazas porticadas, estrechas calles trazadas en el siglo XV o XVI, blasones y, cómo no, la muralla que antiguamente defendía el emplazamiento. De las ocho puertas que había a lo largo de los más de dos kilómetros que tiene la muralla, actualmente se utilizan siete. La parte superior de la muralla forma una ronda perfecta para dar paseos con vistas a toda la comarca. Otro de los atractivos de Ciudad Rodrigo es su catedral de estilo románico, edificada por Fernando II. También deberíamos visitar el castillo, cuya historia comienza con las guerras entre Pedro I y Enrique de Trastámara. Gracias a que la población permaneció fiel a este último, ganó su favor y fue premiada con un magnífico alcázar. Dando un paseo por sus tranquilas calles, podremos encontrar monumentos religiosos, palacios, casonas… Un amplio y rico patrimonio que ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico.

La Alberca

Situada en la provincia de Salamanca, La Alberca tiene impreso el sello medieval tanto en su fisonomía como en su personalidad. Las calles angostas y empedradas, la arquitectura de sus casas, la Plaza Mayor... todo transmite un espíritu noble, de un pasado cargado de riqueza y señorío. En La Alberca, antiguo feudo de los Duques de Alba, merece la pena visitar la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción. Este templo de estilo rústico, construido en el siglo XVIII, tiene una pequeña capilla en la que, tras las rejas, se puede contemplar el osario al aire libre. Desde aquí es fácil llegar hasta la Peña de Francia. A través de una carretera de curvas y con una densa vegetación se llega al Santuario de la Virgen de la Peña de Francia, construido en los siglos XV y XVII.

La Almendra y Aldeadávilia

Las grandes presas son también otro de los lugares que merece la pena conocer. Tanto la de la Almendra como Aldeadávila o Villarino pueden ser visitadas siguiendo el curso del río o en una visita directa a la presa. Como dato importante se puede decir que el embalse contenido por la presa de La Almendra, situado en el cauce del río Tormes, es el de mayor capacidad de la cuenca del río Duero y el más alto de la Península. Al embalse está asociada la central de Villarino que fue construida entre los años 1.964 y 1.970. La presa y central de Aldeadávila, situada en Salamanca, es la central hidráulica más grande de toda España. Su construcción finalizó en el año 1.962 y tiene una producción media anual superior a los 2.500 GWh.

Ledesma

A tan solo 9 kilómetros del Balneario de Ledesma se encuentra la villa de la que toma el nombre. Es una tranquila localidad llena de bellos parajes y con un patrimonio histórico y cultural que hunde sus raíces en culturas anteriores a la época romana. Gracias a todo este patrimonio, estas tierras, bañadas por el río Tormes y conocidas en la época romana por el nombre de Bletisama, fueron declaradas Conjunto Histórico-Artístico en el año 1.975. Aunque muchas construcciones antiguas se han perdido, todavía quedan un buen número que visitar, como la Iglesia de Santa María La Mayor realizada en piedra pajarilla, considerada una de las joyas góticas de Salamanca. En este recuento también habría que mencionar el Puente Viejo, la muralla, el Palacio de Don Beltrán de la Cueva o el Patio de la Casa Consistorial, donde esta instalada actualmente la Oficina de Turismo.

Miranda do Douro

Hablar de Miranda do Douro es hablar de historia, cultura y también de belleza. Esta ciudad, que sigue manteniendo una identidad propia, está considerada una de las ciudades más bellas del norte de Portugal y es mirada con envidia por otras ciudades. La excursión que se realiza desde el Balneario de Ledesma tiene un motivo principalmente comercial. La gran cantidad de tiendas y locales comerciales que existen en Miranda, junto con los buenos precios y la calidad de los productos que se compran, hacen que los autobuses regresen al Balneario llenos hasta los topes. Para los que quieran combinar las compras con un recorrido cultural podemos decir que un paseo por la Rúa Costanilha es un acercamiento perfecto al pasado medieval de Miranda do Douro. La Fonte dos Canos, el Museo de Terra de Miranda o el puente medieval pueden ser otros tres ingredientes que enriquezcan nuestro viaje al país hermano.

Peña Francia

Si alguien quiere guardar en su memoria una vista general de las tierras en las que ha pasado sus vacaciones nada mejor que subir hasta Peña Francia. Salamanca, Zamora, Cáceres, Portugal, la Sierra de Béjar... en un día despejado la vista se pierde en el horizonte y los pulmones se llenan con el aire puro de un entorno natural y montañoso bañado por diversos ríos. De hecho este entorno ha sido declarado Espacio Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia. A la cumbre de Peña Francia se llega tras 11 kilómetros de sinuosas curvas y una carretera llena de robles y pinos. Al final de esta carretera está situado el monasterio dedicado a la Virgen que se compone de iglesia, convento y hospedería. Sobra decir que a este lugar hay que venir provistos de cámara de fotos, ya que las vistas que se obtienen desde lo alto merecen ser guardadas para el recuerdo.

Salamanca

¿Sabes cuántas estrellas hay en el toldo azul del cielo…de Salamanca? ¿Sabes cuántas nubes pasan por el mundo… de Salamanca? No hay respuestas para las preguntas de W. Hey. Porque hay cientos, tal vez miles. Salamanca, situada a 25 kilómetros del Balneario de Ledesma, es históricamente un lugar de encuentro. Encuentros culturales, sociales, musicales, artísticos, étnicos. Un paseo por la capital charra es un viaje a través del tiempo que comienza en la antigüedad, cuando se construyeron los numerosos monumentos de piedra que hoy llenan las calles. Aquí nació la primera gramática castellana, por ello la ciudad de Salamanca tiene en su genética la cultura en todas sus vertientes y fue nombrada Patrimonio de la Humanidad, ciudad humanista, cultural y universitaria, enclave histórico y literario, Ciudad Europea de la Cultura en el año 2002 y como reza su eslogan: lugar de encuentros y saberes. Otro de los signos de identidad de esta ciudad castellana es su Universidad. La tradición estudiantil se remonta al siglo XIII y perdura hasta la actualidad, ya que las 121 titulaciones que se pueden obtener en Salamanca convierten a la ciudad en un hervidero de personas y culturas que favorecen el enriquecimiento sobre el que día a día se forja el futuro.

Zamora

El pasado de Zamora tiene huellas de bravos guerreros. Cuenta la leyenda que en estas tierras nació Viriato, un guerrero que fue considerado el terror de los romanos por haberles ganado ocho batallas consulares. Famoso es el dicho de “Zamora no se hizo en una hora”, y cuando uno llega a estas tierras se da cuenta de que los siglos transcurridos han sido más que necesarios para levantar toda la riqueza que posee Zamora. Si cruzamos el Duero por el Puente de Piedra, entramos en la ciudad medieval, donde pervive un magnífico Conjunto Histórico-Artístico. No se puede uno marchar sin visitar la Catedral, considerada como uno de los monumentos más representativos de la ciudad; la Iglesia de la Magdalena, construida en el siglo XII o el Palacio de los Condes de Alba y Aliste, convertido en Parador de Turismo. Para llevarse un recuerdo nada mejor que acudir a la gastronomía típica. Un vino de la tierra o un queso zamorano, ambos con Denominación de Origen, pueden ser un recuerdo que quede guardado para siempre en la memoria de nuestro paladar.



Compartir:      twitter      facebook